Amortizar las reuniones. ¿Misión Imposible?

Análisis simplista de las reuniones. Coste/Beneficio

Cuando vemos los números reales del coste de una reunión, parece imposible creer que en esa reunión se haya generado suficiente valor como para justificarla.

costo-beneficios

Parece poco, pero hay muchas, largas y poco productivas. Te planteo un reto. Usa Meeting-ticker o Meeting-Clock como curiosidad acerca de la valoración de este coste. Te aseguro que pasarás de la curiosidad a escandalizarte en pocas reuniones.

 

Métodos sencillos para mejorar la productividad de las reuniones:

  • Anulando aquellas que nos genere la más mínima duda.
  • Reduciendo el número de participantes a los necesarios imprescindibles.
  • Reduciendo su duración.
  • Plasmando los resultados de la reunión en compromisos claros y medibles que justifiquen la reunión. Que amorticen su coste , aunque sea a medio plazo.

También te puedes levantar e irte sin tener que estar enfadado por nada más que el coste que está teniendo la misma y los resultados obtenidos. Coméntalo y listo.

Y lo más importante, incluye el coste de la reunión en el acta de la misma. Incluso si la has convocado tú. En la cabecera, que se sepa.

Un par o tres de ejemplos simplificando mucho, sin analizar desplazamientos a las reuniones, valor de lo que se deja de hacer por ir a una reunión no productiva:

A.- Reunión de director de administración con 3 colaboradores para seguimiento de tareas previamente comprometidas. Duración: 1,5 h

Coste director: 1,5 x 40 €/h = 60 €

Coste de los técnicos: 3 x 1,5 x 25 €/h = 112,5 €

Coste total 172,5 €

B.- Reunión diaria de producción para planificar prioridades, analizar temas de calidad que han surgido, etc. Encargado de sección con 15 operarios. Duración: 20 min

Coste encargado: 0,33 x 25 €/h = 8,25 €

Coste de los técnicos: 15 x 0,33 x 20 €/h = 99 €

Coste total diario: 107,25 €

Coste año por sección: 20.000 €. ¿No hay otra manera de informar de prioridades? ¿no se pueden abordar los aspectos de calidad solo con los operarios implicados en ese proceso?

C.- Consejo de dirección mensual: Gerente y 5 directores. Duración: 3,5 horas.

Coste Gerente: 3,5 x 55 €/h = 192,5 €

Coste de los directores: 5 x 3,5 x 40 €/h = 700 €

Coste total mensual: 892,5 €

 

Поделиться в соц. сетях

Share to Google Buzz
Share to Google Plus
Share to LiveJournal
Share to MyWorld
Share to Odnoklassniki

¡Da el salto!

Ha llegado el momento de dar el salto.salto_oso

Mira a tu alrededor, piensa en lo que has leído en los últimos meses en este blog. ¿Y si fuese cierto?

¿Y si con pequeños cambios se pudiese cambiar tanto?

¿Y si la productividad de los “indirectos” fuese un gran filón por explotar? oro

Deja a un lado los miedos. A todos nos cuesta porque podemos no salir muy agraciados en la foto, pero el resultado merece la pena.

Hemos preparado un plan inicial para minimizar esos miedos y demostrar los beneficios. El plan tiene como base que el seguimiento no se realiza desde la propia organización, si no que es MoiGoi quien se encarga de realizar todo el proceso. Pretendemos de este modo evitar dificultades internas. Incluimos dos píldoras formativas basadas en dificultades  con datos objetivos, seguimiento de indicadores personales y de equipo, además de tutoría a nivel personal. Durante 8 semanas sin dedicaciones imposibles para ver una evolución real de la productividad.

Todo ello para un grupo aproximado de 15 personas, con un coste cerrado muy competitivo.

Consulta aquí los detalles de este plan, o envíanos un correo a info@moigoi.com para que te ampliemos esta información.

¿Quieres saltar? salto

Поделиться в соц. сетях

Share to Google Buzz
Share to Google Plus
Share to LiveJournal
Share to MyWorld
Share to Odnoklassniki

Tu empresa parada el 30% del tiempo. ¿Aceptable?

¿Se considera razonable tener la producción detenida un 30% del tiempo? ¿y un 20%?

La respuesta es NO.

tiempos-modernosSin embargo, no hay problema en tener un 30% del tiempo de los trabajadores del conocimiento en un limbo difícil de justificar. Grandes tiempos perdidos en improductividades personales y de equipos, que según nuestra experiencia, suponen en la mayoría de los casos mas de un cuarto de nuestra jornada laboral.

No estamos gestionando con los mismos criterios con los que hemos gestionado la producción industrial. En el mundo industrial, todo se podía mejorar, tanto a nivel de cantidad como de calidad. Replanteando procesos, minimizando paradas, formando personas… basandonos en indicadores que nos permiten validar y realizar seguimiento de esas mejoras.

Pero, ¿cuanto tiempo realizamos labores de valor añadido real en nuestra jornada laboral los trabajadores de oficinas?

Habitualmente definimos y mejoramos los procesos clave, invertimos en herramientas de todo tipo, pero no ponemos en duda el uso que de nuestro tiempo hacemos.

En MoiGoi creemos que de una forma sencilla se pueden reducir de forma significativa esas improductividades.

En primer lugar conociendo mediante la medición automática de dedicaciones para después actuar en la mejora de esl idicador de dedicación a actividades productivas.

¿Qué impacto puede tener en tu organización la mejora del 10% la productividad de todo el personal de tus oficinas?

Eduardo Arróniz

@moi_goi

 

Поделиться в соц. сетях

Share to Google Buzz
Share to Google Plus
Share to LiveJournal
Share to MyWorld
Share to Odnoklassniki

Malas prácticas: una buena base para poner objetivos.

“Es que nosotros trabajamos por objetivos”

Esta es la respuesta a la propuesta de medir y conocer a qué dedicamos nuestra jornada.

También es la respuesta a la propuesta de aplicar metodologías que han resultado totalmente beneficiosas en el mundo del trabajo “manual/industrial” durante mas de un siglo cuando e pretende aplicarlas al trabajo del conocimiento.

No conocer nuestros desperdicios, no saber cual es el detalle de nuestra matriz de costes, supone un hándicap enorme para poder realizar planes de mejora, ejecutarlos, volver a medir, planificar acciones, volver a mejorar, volver a medir… (PDCA Clásico)

objetivos_2El autoconvencimiento de que los objetivos que marcamos o que se nos marcan son suficiente supone hacernos trampas al solitario. NUNCA en los entornos de producción industrial clásicos ha sido suficiente con cumplir los objetivos de cantidad y calidad. Siempre hemos intentado continuar mejorando. Hemos medido para continuar mejorando hasta el infinito.

Se han desarrollado , SMED, MTM…  y todos los aspectos que abordan de manera científica y sistemática la mejora de la productividad industrial, y sin embargo, lo que hoy es importante, poco sistematico y nada científico. Gestionar por sensaciones.

Hoy, en nuestro mundo de sociedad de conocimiento, casi post-industrial, NO medimos a los que trabajamos en entornos de oficinas, aunque nuestra productividad sea la base de la cuenta de explotación.

NO hay por qué preocuparse, siempre quedarán los OBJETIVOS, unos objetivos BASADOS en la experiencia previa acumulada. Una experiencia sin gestión profunda, en muchos casos arrastrada durante mucho tiempo.

MAL. Objetivos basados en malas prácticas sin validar suficientemente, MAL.

Los saltos en productividad en los entornos de trabajos del conocimiento, vienen de la observación y medición de nuestra pobre productividad. Una vez vistos los datos fríos, y superado la vergüenza inicial de reconocer que nuestra dedicación a labores productivas raramente supera el 60%, abordaremos el tema como lo que es realmente, un problema de (ausencia de) gestión muy serio.

Todo lo que mejoremos va a a repercutir directamente en nuestra cuenta de explotación: crecer con los mismos recursos; mantener los niveles de facturación con menos recursos o simplemente poder realizar trabajos con mayor calidad para nuestros clientes. En resumen, ser mucho más competitivos.

Lo que no se mide no se puede mejorar.

MoiGoi, evangelizando en la mejora de la productividad en entornos de oficina.

info@moigoi.com  @moi_goi http://blog.moigoi.com

Eduardo Arróniz

 

 

Поделиться в соц. сетях

Share to Google Buzz
Share to Google Plus
Share to LiveJournal
Share to MyWorld
Share to Odnoklassniki

Medir al que decide. Una mala opción.

Vamos a medir para poder mejorar. ¿En qué invertimos nuestro tiempo? ¿Somos productivos? Lo transmitimos a nuestros interlocutores (clientes) , y se entiende perfectamente. No estamos gestionando la productividad de ninguna manera razonable, bla bla bla…. Todo correcto. ¡¡NO!!CENSURADO

En el lote de improductivos, figuramos todos, también los que entienden el mensaje perfectamente, aquellos que conocen lo que es terminar el día sin haber completado tareas importantes, apagando fuegos que no permiten abordar lo prioritario.

Aquí tropezamos una y mil veces con la propuesta de medición para mejorar. Eso que parece lógico en un entorno de gestión con indicadores de cuadro de mando de la persona que decide, con datos concretos y objetivos asociados, en un aspecto como la productividad en oficinas cuesta tomar la decisión.

Da la sensación de que es algo personal, y  no lo es. Una persona o un colectivo con ratios de productividad bajos, necesitarán planes de mejora, formativos, de procesos, de herramientas, etc.

“Es una propuesta que puede hacer demasiado ruido.” “¿Como le va a sentar a la gente?”

La respuesta debe quedar en un segundo plano si tenemos en cuenta los objetivos finales de mejora. Suelen ser muy importantes. El resultado es lógico si es un área que nunca hemos abordado, todo son mejoras.

A pesar de las dificultades que supone continuar realizando mejoras en el proceso productivo que ya hemos abordado en más ocasiones, resulta más cómodo. Pero también mucho menos provechoso.

Aunque uno mismo esté entre los afectados directamente por improductividades importantes, o precisamente por eso, debemos realizar acciones que nos lleven a ser mucho más competitivos como consecuencia de ser más productivos.

Dejemos de mirar hacia otro lado, y abordemos la medición y mejora de ese enorme apartado de coste que componemos las personas de oficinas. Financiero, Ingeniería, RRHH, TICs, Calidad, Gerencía, Desarrollo de producto y procesos….

Lo primero es lo primero. La cuenta de explotación. No estamos aquí para hacer amigos. ¿o sí?

Eduardo

@Moi_Goi

http://blog.moigoi.com

Поделиться в соц. сетях

Share to Google Buzz
Share to Google Plus
Share to LiveJournal
Share to MyWorld
Share to Odnoklassniki

Lo importante te da igual.

¿Has decidido no gestionar lo mas importante de tu cuenta de explotación? Preocúpate sólo un poco. No eres el único.

Nuestras organizaciones tienen un enorme componente de coste de personas. Somos empresas que a través de nuestras personas añadimos valor a nuestros servicios o productos, sin embargo, lo consideramos un GASTO FIJO.

No nos preocupamos por la productividad de ese ENORME bloque de coste. ¿Tiene lógica esta actitud?

¿Qué quieres? ¿Realizar más tareas con el mismo numero de personas? ¿Finalizar proyectos con mayor calidad? ¿Quieres reducir los costes que anteriormente considerabas fijos?

Todo ello nos va a llevar a mayor competitividad y mayor competitividad.

¿Merece la pena que hagamos algo? Contactanos.

earroniz@moigoi.com

Un saludo

Поделиться в соц. сетях

Share to Google Buzz
Share to Google Plus
Share to LiveJournal
Share to MyWorld
Share to Odnoklassniki

Me gusta la música.

Me gusta la música. No soy musicalmente una persona exquisita ni un explorador de tendencias. Nada más lejos de la realidad, pero oigo música.

tormentaAdemás la música me sugiere muchas veces aspectos concretos relacionados con todo eso que me ocupa la mente a nivel “laboral”. Argumentos y sucedidos derivados de canciones que veo en mi lista de destacadas en spotify. Grandes estupideces y temas recurrentes a mis elucubraciones acerca de la productividad en entornos de oficinas, de las tareas y el tiempo del que disponemos.

Hoy ha sido  el tema  “Canción de amor y oficina” de Ismael Serrano el que me ha recordado, que sufrir a veces es voluntario.

Te vi desaparecer bajo la tormenta,

Camino de tu trabajo muy de mañana.

….

Bostezas soñando soles, playas desiertas.

Te asalta un telefonazo. ¿Quién fuera brisa

del aire acondicionado que eriza tu vello

en la oficina?

Vamos a ver, señor Serrano,  la puesta en marcha de políticas de trabajo flexible nos permiten que las personas no tengan que desplazarse cada día hasta la oficina, ahorrando mucho tiempo y evitando desplazamientos inútiles para realizar labores que gracias a los avances técnicos de los últimos tiempos se pueden completar sin dificultad en lugares distintos de la oficina y en horarios que nos permitan optimizar nuestros esfuerzos para conseguir los resultados previstos.

Todavía es más grave que tenga que desplazarse con la tormenta que está cayendo con los riesgos asociados a este desplazamiento.

Hay incluso puestos de trabajo concretos, son los menos, en los que desde lugares con “sol y playas desiertas” se puede también realizar tu trabajo administrativo y de oficina. Yo concretamente no consigo eliminar de los favoritos este lugar. Dadme tiempo.

No quiero dejar pasar el tema del aire acondicionado, caballo de batalla en todas las oficinas, que podremos evitar y que el  vello se erice lo menos posible.

Hoy hemos aprendido, como eliminar la tristeza del señor Serrano, ya que su pareja no se va a trabajar, podrá estar más tiempo haciendo lo que prefiera hacer, no tendrá que atravesar Madrid en medio de esa tormenta de madrugada y trabajará más a gusto con mejores resultados para todos.

Pero no todo es idílico, es difícil e incluso  contraproducente no ir nunca a la oficina, hay reuniones de equipo, seguimiento de objetivos con nuestro responsable, los aspectos sociales del trabajo, debemos mantener nuestro sentimiento de pertenencia a un grupo; aspectos todos ellos que no debemos descuidar.

En la práctica esto supone que un máximo de 2 o 3 dias por semana trabajando desde un lugar distinto de la sede de la empresa, es el número de días  que nos va a permitir optimizar los beneficios reduciendo las dificultades de esta forma de trabajar. Además le permitirá al sr Serrano poder llorar su marcha el resto de los días.

Salu2

 

Поделиться в соц. сетях

Share to Google Buzz
Share to Google Plus
Share to LiveJournal
Share to MyWorld
Share to Odnoklassniki

¿Qué espera de mi mi empresa?

¿Sabes lo que realmente espera de ti tu empresa?

Si lo ignoras, ¿hacia donde vas a remar? Debes conocerlo, de manera clara y concreta. Un concepto, una frase que defina el resultado que se espera de tu trabajo. Es de una gran ayuda conocer a qué debo dedicar mi tiempo, de manera que sea claramente de utilidad. Adiós a los malos entendidos.

objetivos

Además, sabiéndolo, podremos hacer uso de esas buenas prácticas que van a mejorar nuestra productividad. Por ejemplo, podremos renunciar a asistir a reuniones en las cuales sobramos, podremos ordenar las tareas con prioridades conocidas por todos, podremos enfocar nuestros esfuerzos a labores realmente productivas que serán valoradas, dejando de lado todas esas interrupciones que no ayudan a los objetivos planteados como importantes desde el punto de vista de la organización.

Cada vez que una tarea llama a mi puerta, tendré la capacidad de poder preguntarles a mis objetivos generales si se sienten interpelados por dicha tarea, o si hay mejores tareas en esa línea de responsabilidad.

De igual modo que antes de tomar decisiones empresariales nos planteamos, al menos lo deberíamos hacer, si tienen sentido en base a la visión de la organización, a nivel personal, tambien nos lo deberiamos plantear.

 

¿Tenemos que remar? Por supuesto, pero en la dirección correcta.

Como dice Juan Luis Urcola, “Perdidos de vista los objetivos, redoblemos los esfuerzos”

Así pues, los objetivos…… conocidos y siempre presentes.

Eduardo Arróniz

earroniz@moigoi.com

@Moi_Goi

 

Поделиться в соц. сетях

Share to Google Buzz
Share to Google Plus
Share to LiveJournal
Share to MyWorld
Share to Odnoklassniki

(Im)productividad en los entornos de oficinas.

Quiero dejar por escrito  las principales conclusiones fruto de la jornada divulgativa que celebramos el día 4/12/2013 en el parque tecnológico de Álava. Organizada por MoiGoi y Workmeter.

Todos estos conceptos lanzados estilo telegrama son aplicables para el entorno de trabajo en oficinas. Los llamados trabajadores del conocimiento.productividad_no_ciencia

Existe un yacimiento sin explotar, es la oportunidad de gestionar la productividad de las personas. Cada vez somos más, cada vez suponemos más para la organización y para gestionar nos basamos en sensaciones, no en métricas.

¿Nos dedicamos a tareas sin alinearlas con objetivos? Desconocemos a que dedicamos nuestro tiempo en detalle, así, ni siquiera tenemos un diagnóstico de situación.

Nos estamos acostumbrando a no terminar nuestras tareas sin un sobre-esfuerzo.

Nuestras  improductividades suponen mucho más tiempo del que creemos en nuestra jornada laboral.

No podemos concentrarnos en una tarea concreta. La multitarea supone un 40% de perdida de productividad. Las reuniones lejanas, con exceso de asistentes y mal gestionadas, suponen una perdida de tiempo importante, con pequeñas excepciones (hold a meetingbusiness bingo). Las interrupciones pueden suponer un mínimo de 15 dias de trabajo al año.

Durante más de 100 años  hemos gestionado y mejorado de manera impresionante la eficiencia en los procesos de fabricación, pero no lo hemos aplicado a la ineficiencia de los entornos de oficinas.

Sin indicadores o métricas, ¿Cómo vamos a realizar mejoras y luego evaluarlas? Desde la formación en buenos hábitos de trabajo hasta la implantación de trabajo flexible; todo para la mejora de la productividad y el aprovechamiento del tiempo de trabajo.

Notas.

  • improductividad en oficinas = desperdicio de tiempo
  • tiempo perdido = chatarra que no podemos recuperar
  • trabajo flexible = trabajar en el lugar y el tiempo en que cada uno es mas productivo.
  • 100 años desarrollando grandes mejoras para fabricación <> 30 años para implantar 5s en oficinas.
  • ¿El correo es tu amigo? Lo parece. pasas con él mas de 2 horas al día. (por comentar)
  • yacimiento —> Metafóricamente …

Ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos a diagnosticar, medir y mejorar de forma sencilla y ágil en bastantes de los casos.

earroniz@moigoi.com

Otros temas de interés:

earroniz@moigoi.com

blog.moigoi.com

@Moi_Goi

Поделиться в соц. сетях

Share to Google Buzz
Share to Google Plus
Share to LiveJournal
Share to MyWorld
Share to Odnoklassniki

¿por qué la gente no puede hacer su trabajo en el trabajo?

Ese sentimiento de culpabilidad que tienes no es únicamente tuyo. Cuando en la oficina sientes que no das todo lo que podrías dar no estás solo. Lo compartimos muchos, me atrevería a decir que una inmensa mayoría. Los malos hábitos en el día a día hacen que para acabar un trabajo importante elijamos cualquier lugar que no sea el tiempo la oficina y cualquier tiempo que no sea el oficial de trabajo.

En este video, Jason Fried , cofundador de 37signals, nos muestra en 15 minutos todo lo peor del trabajo en oficinas, te dejo unas joyas para que veas cómo las lanza:

“Cuando le pregunto a las personas -y he estado haciéndolo durante unos 10 años- les pregunto: “¿A dónde vas cuando tienes que terminar algo?”Escucho cosas como, el porche, la terraza, la cocina. Escucho cosas como una habitación extra en la casa, el sótano, la cafetería, la biblioteca. Y después escucho cosas como en el tren, en el avión o en el auto; de camino al trabajo. Y también escucho a la gente decir:”Bueno, en realidad no importa dónde esté mientras que sea muy temprano por la mañana, o muy tarde por la noche, o el fin de semana”. Casi nunca se oye a alguien decir en la oficina. Pero las empresas gastan todo este dinero en ese lugar llamado oficina y hacen que la gente vaya allí todo el tiempo. Sin embargo, la gente no hace el trabajo en la oficina.”

“…lo que uno encuentra, si hurga un poco, encuentra que las personas van al trabajo y básicamente sustituyen su jornada laboral por una serie de momentos de trabajo. Eso es lo que sucede en la oficina. Ya no hay jornada laboral; lo que hay son momentos de trabajo.Como si la puerta de la oficina fuese una trituradora, uno entra y el día se ve reducido a pedazos, porque uno tiene 15 minutos aquí, 30 minutos allí, y luego sucede algo más que lo distrae de la tarea, y uno tiene que hacer otra cosa, después 20 minutos más y llega el almuerzo. Después hay algo más para hacer, luego uno tiene 15 minutos, y alguien lo interrumpe con una pregunta. Y sin darnos cuenta se hicieron las cinco de la tarde y uno repasa el día y se da cuenta que no terminó nada. Todos hemos pasado por esto. Quizá nos pasó ayer, o anteayer, o el día anterior a ese. Repasas el día y te dices, hoy no he terminado de hacer nada. Fui a trabajar. Me senté en mi escritorio. Usé mi costoso equipo y el software que me dijeron que usara. Asistí a las reuniones a las que me pidieron que fuese. Hice todas esas llamadas. Hice todo eso. Pero en realidad no hice nada. Sólo hice tareas. En realidad no hice un trabajo relevante.”

“….Realmente muy poca gente dispone de largos períodos de tiempo sin interrupciones en una oficina. Por eso la gente prefiere hacer el trabajo en la casa, o ir a la oficina pero hacerlo muy temprano por la mañana, o tarde por la noche cuando no hay nadie alrededor, o se quedan hasta que se van todos, o van los fines de semana, o terminan su trabajo en el avión, o terminan el trabajo en el auto, o en el tren, porque allí no hay distracciones.

Bueno, hay diferentes tipos de distracciones….”

“…me recuerda otra cosa que no funciona cuando a uno lo interrumpen, y es el sueño. Creo que el sueño y el trabajo están estrechamente relacionados. Y no es que uno pueda trabajar mientras duerme o dormir mientras trabaja. No es eso a lo que me refiero. Estoy hablando específicamente del hecho de que el sueño y el trabajo tienen fases o eventos en etapas. Dormir es una cuestión de fases o etapas;algunas personas las llaman de maneras diferentes. Hay cinco etapas y para llegar a las fases realmente profundas, a las más significativas, hay que pasar por las etapas tempranas. Y si nos interrumpen mientras estamos en las etapas tempranas, si alguien nos golpea en la cama, o si hay un sonido, o pasa algo, no lo podemos retomar donde habíamos quedado.

Si nos interrumpen y nos despertamos hay que empezar de nuevo. Así que se retrocede unas fases y se empieza de nuevo. Y lo que termina pasando -a veces uno tiene días como estos, en los que a las 8 de la mañana, o a las 7 de la mañana, o cuando nos levantemos,uno piensa, vaya, realmente no dormí muy bien…”

“Los problemas reales son lo que me gusta llamar M&Ms gerentes y reuniones (Managers&Meetings, NT) Esos son los problemas reales de las oficinas modernas. Y por esto las cosas no se terminan en el trabajo, por culpa de los M&Ms. Ahora bien, lo interesante si escuchamos todos los lugares donde la gente dice hacer su trabajo – como la casa, el auto, el avión, tarde por la noche, temprano por la mañana- es que no hay gerentes ni reuniones; hay muchas otras distracciones, pero no hay gerentes ni reuniones. Estas son las cosas que no hay en otros lugares, salvo en la oficina. Y los gerentes básicamente son personas cuyo trabajo consiste en interrumpir a la gente. Para eso, más o menos, están los gerentes; para…”

Como conclusión al vídeo hemos podido ver, aparte de la posibilidad de trabajar con un rendimiento superior cuando no se está en la oficina, nos queda otro debate. ¿por que NO gestionamos de alguna manera la productividad personal y como organización? ¿acaso NO conocemos cuales son los problemas a los que nos enfrentamos?

Insisto en que no eres tú, nos pasa a muchísimos más de los que crees. Desde MoiGoi ayudamos a organizaciones de todo tipo a diagnosticar de forma más concreta estas dificultades, estas improductividades mediante métricas que nos permitan ver una evolución clara de las mejoras que llegan tras el diagnóstico.

Esperamos tu llamada, mail, comentario, para poder ayudarte a explotar ese yacimiento que es la mejora de la productividad de todos los que trabajamos en entornos de oficinas.

Eduardo Arróniz

@Moi_Goi

http://www.moigoi.com

Поделиться в соц. сетях

Share to Google Buzz
Share to Google Plus
Share to LiveJournal
Share to MyWorld
Share to Odnoklassniki