Medir al que decide. Una mala opción.

Vamos a medir para poder mejorar. ¿En qué invertimos nuestro tiempo? ¿Somos productivos? Lo transmitimos a nuestros interlocutores (clientes) , y se entiende perfectamente. No estamos gestionando la productividad de ninguna manera razonable, bla bla bla…. Todo correcto. ¡¡NO!!CENSURADO

En el lote de improductivos, figuramos todos, también los que entienden el mensaje perfectamente, aquellos que conocen lo que es terminar el día sin haber completado tareas importantes, apagando fuegos que no permiten abordar lo prioritario.

Aquí tropezamos una y mil veces con la propuesta de medición para mejorar. Eso que parece lógico en un entorno de gestión con indicadores de cuadro de mando de la persona que decide, con datos concretos y objetivos asociados, en un aspecto como la productividad en oficinas cuesta tomar la decisión.

Da la sensación de que es algo personal, y  no lo es. Una persona o un colectivo con ratios de productividad bajos, necesitarán planes de mejora, formativos, de procesos, de herramientas, etc.

“Es una propuesta que puede hacer demasiado ruido.” “¿Como le va a sentar a la gente?”

La respuesta debe quedar en un segundo plano si tenemos en cuenta los objetivos finales de mejora. Suelen ser muy importantes. El resultado es lógico si es un área que nunca hemos abordado, todo son mejoras.

A pesar de las dificultades que supone continuar realizando mejoras en el proceso productivo que ya hemos abordado en más ocasiones, resulta más cómodo. Pero también mucho menos provechoso.

Aunque uno mismo esté entre los afectados directamente por improductividades importantes, o precisamente por eso, debemos realizar acciones que nos lleven a ser mucho más competitivos como consecuencia de ser más productivos.

Dejemos de mirar hacia otro lado, y abordemos la medición y mejora de ese enorme apartado de coste que componemos las personas de oficinas. Financiero, Ingeniería, RRHH, TICs, Calidad, Gerencía, Desarrollo de producto y procesos….

Lo primero es lo primero. La cuenta de explotación. No estamos aquí para hacer amigos. ¿o sí?

Eduardo

@Moi_Goi

http://blog.moigoi.com