La PRL en el trabajo remoto. (Trabajo Flexible)

La puesta en marcha de políticas de trabajo flexible que llevan a las personas a realizar al menos parte de su trabajo fuera de las instalaciones de la empresa, lleva consigo el seguimiento del cumplimiento de las acciones ligadas a la PRL de igual modo que cuando alguien trabaja físicamente en la sede de la empresa.

Por otro lado, la imagen que se nos transmite de trabajo en remoto poco tiene que ver con el cuidado en el cumplimiento de aspectos vinculados a PRL “normales” dentro de las instalaciones de nuestra empresa. La imagen que se nos transmite es aproximadamente esta:

Persona humana cumpliendo el plan de PRL de su empresa.

Persona humana cumpliendo el plan de PRL de su empresa.

La verdad es que esta imagen puede parecer una exageración, pero no es una excepción. Google también habla de este tema .

Es bastante difícil encontrar entre los resultados de esta búsqueda una persona  que trabaje en un puesto razonable a nivel ergonómico, de iluminación, de electrificación, etc.

Por otro lado, a nivel legal, no hay diferencias o exclusiones en la ley dependiendo de “la sede” desde la que se realice el trabajo. A este respecto, adjunto la referencia a un artículo muy completo a mi entender de la revista   http://riesgoslaborales.wke.es   titulado “Teletrabajo: Seguridad y salud sin importar la distancia.” En él se  incluye un dodecálogo de buenas prácticas de PRL para el teletrabajador.

Tambien desde MAZ  especifican en uno de sus boletines  tanto los riesgos,  como una serie de factores a tener en cuanta a la hora de definir un espacio de trabajo y unos buenos hábitos en el cómo abordar tu trabajo en remoto. Interesante lectura.

El trabajo flexible en tiempo y lugar,  se suele regular por un acuerdo empresa-trabajador en el cual se regulan los aspectos del mismo. Hay que destacar la necesidad de incluir un capítulo específico de PRL en este acuerdo, de modo que contemple tanto quién facilita el equipamiento necesario para cumplir la normativa aplicable como la regulación interna de cómo se puede validar por parte de la empresa u organización que esos estándares se están cumpliendo por parte del trabajador.

También hay que recordar que estos mismos  retos son igualmente aplicables a las personas que trabajan en las sedes de los clientes con regularidad.

En resumen, no debemos descuidar los aspectos ligados a PRL allí donde se encuentre nuestro principal activo.

Saludos

Eduardo

 

 

 

 

Поделиться в соц. сетях

Share to Google Buzz
Share to Google Plus
Share to LiveJournal
Share to MyWorld
Share to Odnoklassniki

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *